Requiere dignificarse la animación turística

272
Requiere dignificarse la animación turística
  • Se busca atender el tema la animación turística y sociocultural desde un enfoque local, por primera vez en 70 años.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Con el libro “La animación turística y sociocultural”, se pretende dignificar la labor del animador o de las personas que transmiten la cultura del destino a través de esta profesión e impulsar acciones de capacitación para quienes requieren este tipo de servicios.

Así lo apuntó José Luis Isidor Castro, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Centros de Enseñanza Superior en Turismo y Gastronomía (Amestur), y autor de este ejemplar en conjunto con los investigadores del Sistema Nacional del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Onésimo Cuamea Velázquez y Víctor Manuel Castillo Girón.

Durante la presentación, que se realizó en el marco del XXV aniversario de la Universidad Tecnológica (UT) BIS Cancún, el especialista expresó que esta obra es resultado de un trabajo de dos años de investigación y de atender un tema que por primera vez se atiende en 70 años del turismo moderno, como lo es la animación turística y sociocultural, desde un enfoque local.

Lo anterior, al sostener que los modelos que hay de animación son de Estados Unidos y Francia, el primero con un enfoque de entretener por entretener, mientras que el segundo se enfoca en la interacción del hombre con el medio ambiente y la cultura del lugar que se visita.

Dijo que en México se debe entender a la animación turística y sociocultural como el conjunto de actividades planeadas inteligentemente, que promueve el intercambio de experiencias mediante un proceso de comunicación y permite la socialización y aprendizaje lúdico.

“Ofrecer literatura mexicana con un enfoque, estructura y metodología acorde a las necesidades de la región, entendiendo la animación como la actividad de promover el intercambio de experiencias, mediante un proceso de comunicación, en donde el animador cuenta con las herramientas, conocimientos y preparación profesional para la creación de momentos memorables”.

En ese sentido, la animación requiere de una profunda preparación e interpretación, puesto que no se puede transmitir la cultura sin un conocimiento, ya que se necesita una planeación intencionada.

Por ello, sostuvo que las universidades cobran especial relevancia, porque son los espacios donde se profesionaliza a los animadores y se pueden establecer las adecuaciones para aplicarse en las empresas, comunidades, etcétera.

Te puede interesar: Realizará talleres el CCE por programa de turismo