Desafía a ingeniería construir Tren Maya

583
Desafía a ingeniería construir Tren Maya
  • Junto con Grupo AZVI, Grupo Indi fue el ganador para del Tramo 3 del Tren Maya, que abarca unos 160 kilómetros.
VERÓNICA GASCÓN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Grupo Indi ha participado en varias obras emblemáticas, pero el Tren Maya es un reto porque hace mucho que no se construían vías férreas en el País.

La empresa mexicana, que recién cumplió 45 años, está detrás de la construcción del Senado de la República, la terminal de contenedores de Lázaro Cárdenas, el deprimido de Circuito Interior y Mixcoac, hospitales y centros penitenciarios.

Además, realizó la cimentación profunda de lo que iba a ser el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Junto con Grupo AZVI, Grupo Indi fue el ganador para del Tramo 3 del Tren Maya, que abarca unos 160 kilómetros.

Construirá desde las vías, estaciones, bases de mantenimiento hasta el sistema eléctrico.

Alberto Álvarez, director ejecutivo de la empresa, afirmó que nadie preveía que se encontrara una gran cantidad de vestigios en la zona que abarca el Tramo 3 del Tren Maya, que corre de Calkiní, Campeche, a Izamal, Yucatán.

“Más de la mitad del proyecto va por la antigua vía del Tren del Mayab, lo que significa que no se tienen problemas de tipo urbano o ambiental, quizá un reto en zona conurbada de Mérida ha sido un tema de todos los vestigios encontrados y que son clasificados por el INAH.

“El reto es cómo trabajar respetando todo este proceso que los arqueólogos hacen y dar los tiempos suficientes para rescatar la mayoría de los vestigios”, señaló Álvarez.

El INAH identifica la ubicación de los vestigios con un software especializado y hace una labor de rescate para que el Tren Maya pueda transitar sin afectar estos hallazgos, explicó.

Donde se han encontrado más de 2 mil piezas arqueológicas había caminos que se usaban en la antigüedad para conectar a las ciudades mayas, dijo.

“Es un gran reto de ingeniería, hace mucho que no se construía tanto tren en México.

“Quien tenía algo de experiencia en este tipo de obras era en accesos de tren a los patios intermodales de los puertos de Manzanillo o Lázaro Cárdenas, pero no es lo mismo que construir 150 kilómetros de tren, ha sido un gran reto de ingeniería para todos los que estamos participando”, expuso Álvarez.

El directivo señaló que la pandemia fue una etapa complicada para la industria de la construcción por la escasez de insumos como acero, aluminio, cobre y componentes electrónicos.

Ahora se enfrentan al encarecimiento de los materiales.

“La principal consecuencia de la pandemia y el conflicto en Ucrania es el aumento de costo de materiales, todo lo que tiene que ver con acero y sus derivados ha tenido incrementos importantes.

“Un buen desarrollo de ingeniería y estrategias que permita compensar el sobrecosto de insumos será el reto más grande”, comentó.

Te puede interesar: Xcaret se deslinda de la campaña de amparos contra Tren Maya