Impulsan la justicia terapéutica

318
Impulsan la justicia terapéutica Adicciones
  • A través del Tribunal de Tratamiento de Adicciones se pretende que una persona que comete algún ilícito no grave bajo las influencias de una droga sea vista como alguien que tiene un problema de salud pública.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- A través del Tribunal de Tratamiento de Adicciones se pretende que una persona que comete algún ilícito no grave bajo las influencias de una droga sea vista como alguien que tiene un problema de salud pública.

Francisco Boneta Hurtado, comisionado estatal contra las adicciones, abundó que en julio del año en curso se instauró este programa que forma parte de la justicia terapéutica en el que participan diversas instituciones y está enfocado a brindar ayuda a aquellas personas que cometen un delito, pero por problemas de adicciones.

“Que lo dejen de ver como alguien que está cometiendo un delito y mejor tomarlo como es, que tiene un problema de salud pública y que lo está haciendo muchas veces por una necesidad y por una adicción, más que por un tema de delinquir simplemente por el hecho de tener algún otro trastorno, sino que realmente es un problema de adicción”, explicó.

Dijo que Quintana Roo es el sexto estado en implementar este programa y esperan que en breve ya tengan a la primera persona beneficiaria, al exponer que han mantenido una serie de capacitaciones a fin de otorgar un adecuado tratamiento a quienes decidan ser parte de este proyecto.

No cualquier persona que incurra en un delito bajo los efectos de una droga o sustancia podrá inscribirse en este tribunal, pues se requieren ciertas condiciones, de ahí que autoridades de reinserción, judiciales, de salud, entre otras, forman parte de este equipo que seleccionará los perfiles de quienes sean sujetos de esta justicia terapéutica.

Boneta Hurtado abundó que ya venían trabajando en este tipo de acciones, puesto que cuando una persona era detenida sobre todo por narcomenudeo, en algunos casos, decían que tenían adicciones para recibir un tratamiento, pero esto, únicamente lo externaban para evitar ir a prisión.

“Muchos narcomenudistas por librarse de un tema judicial o una detención decían que tenían un problema de adicción y se les da la atención y eso les permite un beneficio, ya de por sí se hacía, pero el modelo de justicia terapéutica deriva de esta reforma en la Ley de Justicia Alternativa”.

Te puede interesar: Rompe violencia ‘burbuja Turística’